Nuestra misión sanadora necesita su apoyo.

Durante 20 años, la Clínica Lackey ha beneficiado a nuestra comunidad, proporcionando una gama de servicios de atención médica y de salud de alta calidad a miles de nuestros pacientes, los de bajo ingreso, residentes sin seguro y desatendidos en Williamsburg, el condado de York, Poquoson y en la Península.

Nuestros pacientes provienen de todas las clases sociales. Son los pobres que trabajan, los que pueden haber perdido sus empleos como resultado de un debilitamiento de la economía, víctimas de crisis personales o tragedias, y algunos cuyos recursos financieros acaban de quedar en en seco. ¿Qué es lo que todos tienen en común? Ellos están enfermos y necesitan atención médica.

Gracias a la generosidad de nuestros donantes, Clínica Lackey ha sido capaz de proporcionar estos  servicios especializados médicos, dentales y otros servicios de la salud para nuestros pacientes cuidando a cada uno de ellos con un espíritu de compasión, dignidad y respeto.

La necesidad de apoyo es mayor que nunca.

El 44% de los hogares en el área de servicio de Lackey tiene dificultades para cubrir sus necesidades básicas y tiene que elegir entre la atención médica y otros elementos esenciales. Además, más de 300,000 Virginians de bajos ingresos no estarán cubiertos por la Expansión de Medicaid.

el Cuidado de los Niños
la Vivienda
la Comida
el Transporte
la Educación
Pago de Crédito

Con el continuo aumento de los costos de salud y la falta de crecimiento de ingresos de la clase baja y mediana, más personas que nunca pueden carecer de los recursos económicos para pagar un seguro o para pagar los gastos médicos más básicos. Para muchos en nuestra comunidad, la Clínica Lackey, puede ser un salvavidas, un lugar para encontrar cuidado y devolver dignidad y esperanza.

Además, es un hecho que más de 300.000 personas de bajos ingresos y sin seguro en Virginia actualmente no están cubiertas por ningún tipo de apoyo o subsidio bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. Y esa cifra incluye a casi todas las personas que vienen a nuestra puerta para pedir ayuda.

Por favor considere hacer una donación ahora. Nuestra misión no se puede cumplir sin sus generosas contribuciones. No va a encontrar una manera mejor, más eficiente y más impactante para invertir su regalo caritativo porque cada dólar que usted dona a la Clínica Lackey proporcionará a nuestros pacientes más de 6,50 dólares valorados en una atención de calidad dada con un espíritu de compasión, dignidad y respeto.

Ayúdenos a poner el cuidado en la salud

para miles de pacientes sin seguro en la península.

Lackey Clinic

Declaración de los Derechos de los Donantes

LA filatropía se basa en actos voluntarios dirigidos al bien común. Es la tradición de dar y compartir, la cual es de vital importancia para mantener y mejorar la calidad de vida. Para garantizar que la filantropía cuenta con el respeto y la confianza del público general y que tanto los donantes como los prospectos puedan tener plena confianza en las organizaciones no lucrativas y en las causas para las cuales solicitan su apoyo, declaramos que los donantes tienen los siguientes derechos:

I. Que se les informe sobre la misión de la organización, la manera en la que ésta planea utilizar los recursos donados, y su capacidad para utilizar los donativos de una manera eficaz, y para los fines previstos.
II. Que se les informe sobre quienes colaboran en el Consejo Directivo de la organización, y esperar que estas personas cumplan con prudencia su responsabilidad de administrar los donativos.
III. Tener acceso a los estados financieros más recientes de la organización.
IV. Que se garantice que sus donativos se destinarán a los fines para los que fueron donados.
V. Recibir el agradecimiento y el reconocimiento debidos.
VI. Que se les garantice que la información acerca de sus donativos se manejará apropiadamente y respetando la confidencialidad, conforme a lo dispuesto por las leyes.
VII. Esperar que las relaciones con los representantes de las organizaciones de su interés sean de
carácter profesional.
VIII. Que se les informe si las personas que les solicitan donativos son voluntarios, empleados de la organización, o procuradores de fondos contratados.
IX. Que se excluya su nombre de las listas de correo que la organización tenga la intención de compartir con otras organizaciones o individuos.
X. Tener absoluta libertad de hacer preguntas en cuanto a sus donativos, y a recibir respuestas inmediatas, honestas y directas.

DESARROLLADO POR: El proyecto de ley de Derechos del Donante fue creado por la Asociación de Profesionales de Fundraising, la Asociación para la Salud Filantrópica, el Consejo para el Avance y Apoyo a la Educación, y el Instituto de Consultores a las no-Profits. Han sido endosadas por numerosas organizaciones.